Seguidores

miércoles, 23 de febrero de 2011

Alucinación de muerte, parte II

El 12 de enero del 2011 se hizo oficial: mis días de vida están contados. Me han diagnosticado cáncer y mi muerte es inevitable, mantenerme con respiración me costará $30,000 MXN mensuales, cuota que dudo alcanzar. ¿Cuál es el precio de nuestras vidas?

Aun sigo preguntándome ¿por qué yo?, tengo 24 años, soy joven: tengo todo un camino por delante; muchas cosas por aprender, sentir, oler, tocar, observar, pensar, escuchar y admirar. Quizás jamás valoré la vida y salud como ahora; pero es que... nadie te enseña a hacerlo... "Uno no sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido".

Hoy han pasado un poco más de 40 días desde que la enfermedad me ha cambiado la perspectiva de vida; día a día me levanto pensado en que es uno de mis últimos amaneceres: disfruto de cada lectura y escrito que hago al máximo; quisiera poder vivir más, ¡saber que tengo más tiempo y no solo este puto año de mierda que me queda!

Enfermo terminal

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eh... no entiendo, esto que escribes es real o es sólo como se titula, una alucinación? pregunto porque recuerdo haber leído la primera parte, no me alarmó, pero una segunda alteró mis latidos...

Y si existe, dónde quedó eso de no publicar asuntos privados?

atte: Pau

Axel Iván GB dijo...

Alucinación.- Percepción de una imagen, un objeto o un estímulo exterior inexistentes que son considerados como reales.

Hasta el momento llevo escrito tres alucionaciones; una fue la navideña y las otras son referentes a la muerte: estas entradas precisamente se remiten a un exterior inexistente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...