Seguidores

jueves, 3 de marzo de 2011

Érase una vez .... Mi quinto cuento

Erase una vez en un mundo cibernético en el país de las Redes de Datos del protocolo TCP/IP, una perfecta -según ella- dirección MAC; era también conocida entre sus amigos con el nombre de dirección ethernet y dirección LAN, o en el mundo empresarial como dirección de NIC. Ella no sabía hacer o decir nada más que su nombre que constaba de 48 pequeñines; estos 'pequeñines' eran las unidades más básicas de este mundo, tenían el nombre de bits y solo sabian decir uno o cero.

Cuando la dirección MAC nació era muy feliz; durante toda su existencia, lo fue hasta que conocio al Switch, al Router, al ARP y al DHCP, ellos le exigían más de lo que ella sola podía dar: le solicitaban por ejemplo una dirección IP, mascara de subred correcta, gateway predeterminado, direcciones IP de servidor DNS, entre otros. También debían pasar con la policía de la sabiduría llamada FCS que les solía dar el paso y acceso a la intercomunicación de redes una vez que habían pasado la prueba de los documentos correctos y sin ningún error.

La MAC se estreso y entristeció mucho ya que ella pensaba que con sus 48 bits lo tenía todo en este mundo, pero que al darse cuenta que jamás entendería un FCS, ARP, direcciones IP, gateways predeterminados, DHCP, servidores DNS, routers, switches, pensó que lo que ella hacía era nada comparado con lo que ellos fabricaban por su cuenta. La pobre dirección MAC se vino abajo porque sólo comprendía los ceros y los unos que le habían otorgado su padres OUI.

El mundo de la dirección MAC

Moraleja:
Ten cuidado de todo lo que escuchas, comparar tus habilidades con la de los demás, muchas veces puede ser peligroso y puede aniquilar tu bienestar. Tus acciones y existencia en este mundo son tan influyentes para los demás que, aunque parezcan insignificantes, son de vital trascendencia en este universo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...