Seguidores

jueves, 2 de diciembre de 2010

De la madurez o exploración de nuestro ambiente

Ayer acudía a eso de las 10 am a comprar leche y pan para desayunar cuando me encontré a "coffi", un perrito de raza french muy coqueto y alegre: sus dueños le permiten la salida a la calle sin restricción alguna, es libre y anda de vago por toda la unidad y colonia. Me han contado que se ha ido al cinemex de ticoman ubicado en periférico norte y Av. Ticoman (1): eso es muy lejos para una mascota de casa.

Cuando vi a coffi, lo ubique de inmediato (3), y le grite "coffi qué haces acá?" (4), me movió la colita y se le veía contento porque me sabía su nombre: "coffi, coffi" (y le empezaba a chiflar), el reaccionaba con brincos y besos en mi mano. Todo el camino a la tienda y de regreso a mi casa estuvo a mi lado; sin separarse, parecía un perro bien portado (5).

Mi perrita "chikilina" cuando la saco a la calle va de un lugar a otro, explorando cada y minúsculo detalle de la calle, con el fin de conocer su entorno y percibir olores (2), nunca se va pegado a mi o a mi mamá: a no ser que, use correa.
Ésta es "La chikilina"
Y aquí, ¡en la hueva TOTAL!
A los perros se les conoce porque son el mejor amigo del hombre; pero éste anécdota del coffi, me hizo reflexionar acerca de la libertad, la lealtad y la madurez.

Coffi es un perro libre y vaga por todos los lugares, lo conoce todo y no tiene necesidad de explorarlo; la chikilina solo explora la casa, factor que hace que corra y quiera estar en todos los lugares de la calle cuando la sacamos.

Rousseau, en su libro "Emilio o de la educación", habla acerca de un modelo utópico de educación pedagógico, en el cual establece que: hay que dejar ser libre al infante, no aplicarle las más rígidas leyes de la educación y formalidad de conducta cuando no las necesita, porque el niño, lo único que quiere es conocer su ambiente, experimentar con el y divertirse; ya después, cuando haya madurez vienen las teorías justo después de que la práctica ha pasado.

Un perro al igual que un humano, necesita conocer para sentirse satisfecho, necesita alcanzar un pleno desarrollo, lo que bien se le conoce como: La Maduración.

Y tú... ¿crees que ya eres maduro?
______

(1) 1 km de distancia, sin contar que debe pasar por un puente vehicular y una zona donde es muy transitada por carros.
(2) ¡Yo que sé!
(3) En mi vida habré estado solo tres veces con él.
(4) El es de la sección D y estaba en la B.
(5) Y no es que no lo este, pero me agrado que me siguiera al pie de mis pasos sin despegarse .... ¡y sin cuerda!

1 comentario:

Alguien dijo...

Que buen Post!!
ahhh mi perro Fido... QEPD =( jeje mira lo que encontré
http://www.conciencianimal.org/es/ElRincondeBobby/porque_amar_a_los_animales_madre_teresa_de_calcuta.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...